<a href=”https://www.colegiotilata.edu.co/expedicion-canada/”>Expedición Canadá</a> / Noticias 2018

<h4 style=”text-align: center;”><strong>NOTICIAS</strong></h4>

<h5><strong>EN LA SALA DE ESPERA (junio 13)</strong></h5>

Ya estamos en la sala de espera, a menos de una hora de abordar el avión que nos llevará de regreso al hogar. Ya se siente la emoción de todos sus hijos de poder llegar a verlos, abrazarlos, y darles todo el amor que tienen acumulado tras tantos días de no verlos.

Anoche nos despedimos de Pablo Mejía, pues sus papás lo recogieron en la universidad después de terminar nuestras actividades. Fue muy emotivo y conmovedor ver ese reencuentro, y me hizo pensar una vez más lo valientes que han sido todos, sus hijos y ustedes, al tomar la decisión de participar de esta aventura. Ya sólo quedan pocas horas para que así como Pablo y su familia, todos ustedes puedan reunirse nuevamente con sus tesoros y sentirse completos otra vez.

No me cansaré de darles las gracias por su confianza, por su generosidad, por su paciencia y su valentía. Espero que así como yo, ustedes también sientan y descubran que todo valió la pena.

Les mando el último abrazo virtual por aquí, pues el siguiente ya será real.

Juliana

<h5><strong>A UN DÍA DE VERLOS (junio 12)</strong></h5>

Queridos papás,

Les escribo un poco más tarde de lo usual, pues hoy no hemos parado y hasta ahora me puedo sentar frente a mi computador. Tengo un nudo en la garganta ya que hace unos minutos nos despedimos del equipo de ALIVE, quienes se volvieron un parte muy importante de esta familia tan peculiar y bonita que hemos construido entre todos. Ellos se fueron recargados de muchos abrazos, sonrisas, y de muchos recuerdos bonitos que sus hijos les han dejado, y nosotros nos quedamos con algunas lágrimas de tristeza, pero también con el alma hinchada de amor y agradecimiento con ellos por esta experiencia tan increíble.

Ayer fue un día muy divertido, y tal vez uno de los más esperados de todo el viaje, pues fuimos a Canada’s Wonderland. Ya se imaginarán a sus hijos corriendo de arriba para abajo para alcanzar a montarse en todas las atracciones una y otra vez. Este año cambiamos un poco las reglas de juego, pues siempre hubo un adulto presente entre los grupos de los niños, lo cual fue genial para nosotros porque nos dio la excusa perfecta para convertirnos en niños también, y gozar a la par de sus hijos. Fue un día de mucha adrenalina, muchos gritos, y mucha diversión, pero también un día en el que pudimos verlos enfrentando sus miedos con valentía, y apoyándose los unos a los otros en el proceso. Llegamos a la universidad a comer y a dormirnos temprano pues fue un día agotador.

Esta mañana empezamos el día invadiéndole el cuarto a Pablo Abello para cantarle el cumpleaños feliz, todos aún en pijama y con los ojos entreabiertos. Después salimos a sumergirnos en el mágico mundo submarino del Ripley’s Aquarium. Es un lugar muy bien montado para los niños, pues además de la increíble infraestructura que tiene, les ofrece un montón de actividades y juegos para explorar y aprender. Compartimos un buen rato entre los tiburones, las mantarrayas, las aguamalas y anémonas y muchos pescados de todos los tamaños y colores. Después caminamos hacia la bahía de Toronto en donde nos esperaba una gran sorpresa: ¡El reencuentro con los penpals! Fue muy emocionante ver cómo los dos grupos empezaron a correr el uno hacia el otro, para encontrarse en el centro y darse un abrazo celebrando la alegría de volverse a ver. Nos montamos todos en el barco, comimos pizza, bailamos, cantamos, y disfrutamos del clima tan delicioso que nos hizo.

Por la tarde volvimos a la universidad, donde hicimos el cierre final de nuestro viaje. Nuevamente acompañados por el equipo de ALIVE, compartimos esos sentimientos y aprendizajes que nos queremos llevar con nosotros a Colombia, para mantener vivo este viaje que ha sido tan significativo para todos y cada uno de nosotros.

Nuestras maletas van llenas de ropa sucia, de ropa limpia, de ropa nueva, de muchos regalos, pero sobretodo, de muchos aprendizajes, de recuerdos inolvidables, y sobre todo de muchas historias que compartir con ustedes. Sé que para sus hijos será difícil aterrizar en palabras todo lo que han vivido aquí, pero tengo la certeza de que, con el tiempo, irán encontrando los medios para hacerlos parte de todo esto. Y bueno, en realidad ustedes ya son parte de esta historia, pues fueron quienes la hicieron posible desde el primer momento.

No me queda más que darles las gracias nuevamente, por la confianza que depositaron en mí y en todo el equipo acompañante. Sé que aquí tenemos a sus tesoros más grandes y no me alcanzo a imaginar lo difícil que fue estar lejos de ellos durante tanto tiempo. Me queda la esperanza y la ilusión, de que a partir de mañana puedan recoger empiecen a recoger los frutos de todo ese esfuerzo. Para Felipe, Mariale y para mí, valió la pena cada trasnochada, cada gota de sudor, cada conversación, cada abrazo, cada mirada, cada sonrisa, y cada momento que pudimos compartir con sus hijos. Cada uno de ellos es un ser humano increíble que van pisando fuerte y dejando huella, mientras lo dan todo de sí para seguir construyendo su mejor versión. Gracias por permitirnos vivir esta experiencia junto a sus hijos, y darnos la oportunidad de aprender de ellos.

Mañana me verán agotada, pero absolutamente feliz y agradecida.

Un abrazo,

Juliana

<h5><strong>DÍAS INTENSOS EN TORONTO (junio 10)</strong></h5>

Hola papás,

¡Estos dos últimos días han sido intensos! Ayer fuimos a las cataratas del Niágara, y pudimos sentir el poder y la fuerza del agua. Hicimos una caminata al lado del río, donde aprendimos sobre los diferentes tipos de rápidos y donde pudimos ver de cerca la velocidad tan impresionante a la que se mueve el agua en ese punto. Después vimos una película en la que aprendimos sobre la historia y la formación de las cataratas, y de donde salimos empapados pues era en un teatro con efectos especiales, así que pasamos por tormentas de nieve, rayos, lluvias y temblores. Finalmente nos montamos en el Hornblower que es el barco que llega hasta la base de las cataratas, y nos empapamos de pies a cabeza. Sus hijos soñaban con estar en medio de piratas de caribe, y no pararon de reírse y de disfrutar el momento.

Hoy el plan fue más citadino pues por la mañana subimos a la CN Tower en donde nos dividimos por grupos pequeños y cada grupo tenía el reto de tomar las siguientes fotos: la más creativa, la más chistosa, la que más personas (distintas a las del grupo) involucrara, y una sobre el piso de vidrio. Fue muy divertido verlos a todos acercándose a la gente a pedirles que se tomaran una foto con ellos… Una prueba más de la seguridad en sí mismo que han ganado y sobre todo cuando se trata de hablarle a las personas en inglés.

Después nos encontramos con el equipo de Alive y algunos de los instructores de Camp Arowhon que llegaron de sorpresa. Casi se mueren de la emoción y andaban todos como garrapatas pegados al staff. Nos sumergimos en el mundo del béisbol y en todo lo que sucede alrededor del juego. Como es típico por esta tierra, almorzamos perro caliente antes de entrar al estadio, y fuimos testigos de los juegos, la música y el ambiente que se vive en la ciudad de los Blue Jays. Ojalá les hubieran visto las caras cuando entramos al estadio, y pudieron ver la cancha. De repente todos se volvieron los fans número 1 de los Blue Jays, y no pararon de gritarles y hacerles barra en todo el juego. ALIVE nos tenía una sorpresa muy bonita, pues además de regalarnos una cachucha del equipo a cada uno, organizaron todo para que los niños pudieran pisar la cancha después del partido, y correr por las bases donde minutos antes habían estado los jugadores. Fue muy emocionante también cuando nos vimos en la pantalla gigante y pudimos sacudir la bandera de Colombia que llevábamos con nosotros.

Después de esa súper experiencia volvimos a comer a la universidad. Ahora estamos en la hora de las duchas y nuevamente, nos iremos a dormir temprano pues mañana necesitamos mucha energía para Canada’s Wonderland.

En estos últimos días hemos hablado de lo importante que es que, ahora que estamos en la ciudad, no nos olvidemos de todo lo que hemos aprendido en el viaje. Claramente, todos se sienten más cómodos y más cerca de su zona de confort estando en Toronto, y es fácil que todas esas habilidades que fortalecimos durante el campamento y el canoe trip, queden a un lado. El reto gigantesco que tenemos ahora tanto ustedes papás, como nosotros los guías y profesores, es acompañar a sus hijos en el proceso de regreso. Nos corresponde asegurar que sus hijos sigan poniendo en práctica lo que han aprendido aquí, y evitar que caigan en los mismos hábitos de antes. Debemos darles espacios de libertad para que ellos elijan con responsabilidad lo que es mejor para ellos y puedan seguir ejerciendo su independencia; tenemos que impulsarlos a que sigan enfrentándose a sus miedos y retos, para que empujen cada vez más sus límites y sigan descubriendo la capacidad inmensa que tienen de lograr lo que se propongan.

En fin, en pocos días estaremos junto a ustedes, y tendremos que seguir construyendo juntos el siguiente capítulo de esta aventura.

Les mandamos un abrazo grande,

Juliana

<h5><strong>LOS HÉROES DE SU PROPIA HISTORIA (junio 8)</strong></h5>

Queridos papás,

Hace una hora llegamos a Toronto donde viviremos la última semana de este maravilloso viaje. Acabamos de comer, y ahora nos estamos bañando y alistando para ver una película antes de acostarnos a dormir.

Hoy ha sido uno de esos días raros y confusos por la mezcla de sentimientos que generan los cambios. Estamos felices de estar en Toronto, descansando de los mosquitos y emocionados por las actividades que nos esperan. Además, nos ilusiona enormemente saber que en menos de una semana podremos darles ese abrazo con el que hemos soñado durante tantos días. Sin embargo, también nos acompaña la nostalgia de dejar Camp Arowhon atrás, y saber que ya no volveremos a despertarnos saltando al agua fría del lago, o ya no tendremos fogatas con mashmellows, ni seguiremos remando en nuestras canoas, o en nuestros kayaks, o contándonos historias en nuestras cabañas para ayudarnos a conciliar el sueño. No veremos tampoco a los instructores del campamento con los que tanto nos encariñamos y quienes se volvieron una parte esencial de nuestra familia. Pat, Adam, Joey, Johnny, o como sus hijos les dicen “Señor Rojo”, “Alladin”, “Jo-Jo”, “Johnny boy” lo dieron todo de sí mismos para darles la mejor experiencia a sus hijos. Hasta en sus días libres, se sentaban con nosotros a desayunar, almorzar y comer para compartir sus historias, sus chistes y su cariño. Afortunadamente el Jal, Ryan, Benson, Sam, Jess, y el equipo de ALIVE, nos seguirán acompañando durante esta última semana. Sin embargo, la despedida con el staff de Arowhon, como se imaginarán, fue difícil.

Puede parecerles un poco extraño, pero a mí me llena el corazón de alegría ser testigo de momentos así, pues es la mejor evidencia de la huella que sus hijos alcanzan a dejar en los lugares a los que van y en las personas a las que conocen. Hoy, alrededor del círculo de gratitud que hicimos como cierre del campamento y del canoe trip, todo el equipo de ALIVE y de Camp Arowhon expresaron total admiración hacia sus hijos por la valentía con la que han enfrentado esta experiencia, por su perseverancia, y por la buena actitud y la alegría con la que vivieron cada momento. Quiero que sepan que hoy todos y cada uno de ustedes fue nombrado en ese círculo, pues sus hijos son conscientes de todo el esfuerzo que hicieron para que ellos puedan estar aquí hoy, y saben lo valiosa que ha sido esta experiencia para ellos.

Durante ese cierre, hablamos también sobre lo que cada uno ha aprendido de sí mismo y que no quiere olvidar al regresar a Colombia. Los oímos hablar sobre la importancia de enfrentar sus miedos, sobre lo valioso que es el poder trabajar con otros y alcanzar metas en común, sobre lo importante que son los amigos y el poder contar los unos con los otros, y sobre la independencia y la satisfacción tan grande que genera el cumplir con lo que nos proponemos. Mejor dicho, en unos días verán llegar a sus hijos empoderados, más seguros de sí mismos, con la mente fortalecida, y con el corazón hinchado de recuerdos bonitos y de historias que ahora forman una parte importante de lo que son.

Sé que no me puedo despedir sin contarles un poco sobre el canoe trip, así que aquí les dejo un breve resumen. Hizo frío y viento desde el lunes cuando nos despertamos, hasta el jueves por la mañana antes de regresar a Camp Arowhon. Hubo mosquitos (aunque no tantos gracias al clima) y nos picaron por todas partes… ya se imaginarán el reto de ir al baño en la mitad del bosque. Remamos bastante, las canoas iban en zigzag como si estuviéramos en una carretera de Colombia, tuvimos que trabajar juntos para montar campamento, conseguir leña, cocinar, y lavar platos. Y saben qué? Lo Logramos. Y no sólo eso, sino que lo hicimos sin quejarnos, asumiendo nuestras responsabilidades individuales y las de nuestro equipo. Comimos comidas que, sin duda, no son nuestras favoritas, pero que disfrutamos por el hecho de haberlas cocinado con nuestras propias manos, sobre el fuego que habíamos construido por nuestros propios medios. El martes todos nos reunimos en uno de los campamentos para celebrar el cumpleaños de Isa y de Jose y tuvimos una gran fiesta con brownies (cocinados por nosotros), jugando escondidas, cantando y riéndonos.

Entre remada y remada, vimos alces, castores, patos y venados y nos pudimos sumergir en la experiencia de estar en contacto con la naturaleza. El jueves, cuando nos reunimos todos en el muelle del campamento, las sonrisas con las que nos encontramos en medio de las caras de cansancio de todos, nos confirmó que había valido la pena todo el esfuerzo y el reto de esos últimos días. Sus hijos, no me canso de decirlo, son unos gigantes guerreros, y unos héroes de su propia historia.

Para cerrar, les quiero compartir este video que nos mostró Sam (del equipo de ALIVE) hoy, pues resume perfecto lo que cada uno de sus está viviendo con esta experiencia:

<a href=”https://www.youtube.com/watch?v=Hhk4N9A0oCA”>https://www.youtube.com/watch?v=Hhk4N9A0oCA</a>

Les mando un abrazo fuerte,

Juliana

<h5><strong>YA DE REGRESO, SANOS, SALVOS Y FELICES (junio 7)</strong></h5>

Hola papás,

Les escribo una notica rápida para contarles que ya estamos de regreso en el campamento, felices y dichosos por la experiencia tan increíble que vivimos durante estos últimos 4 días. A salvo de algunas picaduras de mosquitos, todos estamos muy bien y llenos de anécdotas para contarnos esta noche en las cabañas. Les confienso que hoy estoy bastante cansada y por eso les quedo debiendo la noticia detallada para mañana.

Les mando un abrazo grande, y mañana les comparto todas las historias, aventuras, y fotos.

Juliana

<h5><strong>EXPEDICIONARIOS LISTOS PARA LA GRAN AVENTURA (junio 3)</strong></h5>

Hola papás,

Se llegó la hora del mayor reto de este viaje. Mañana después del desayuno zarpamos a la gran expedición en canoa en la que estaremos durante los próximos 4 días. Estamos muy emocionados, pues es el momento de poner en práctica todo el entrenamiento que hemos tenido durante los últimos 10 días aquí en el campamento. Y no me refiero sólo al entrenamiento físico y a las habilidades que cada uno ha adquirido para remar y manejar su canoa; también hablo de la experiencia que hemos adquirido en cuanto a convivencia, a trabajar en equipo para lograr metas comunes, a cuidar de nosotros mismos y de nuestros compañeros, a sobrevivir en la naturaleza, y sobre todo, a disfrutar y divertirnos con nuestros amigos.

Los últimos dos días han sido de preparación intensiva para esta gran aventura. Ayer hicimos un “simulacro” de expedición para que todos tuvieran una mejor idea de cómo será la logística que nos espera. Nos dividimos en los 3 grupos en los que estaremos funcionando, empacamos el equipo necesario, y nos montamos en nuestras canoas con la misión de encontrar un buen campamento donde pasar el día y cocinar nuestro almuerzo a la brasa de nuestras propias fogatas.  Desde por la mañana pudimos acercarnos a la realidad de lo que será nuestra gran expedición, pues tuvimos que enfrentarnos al viento que soplaba fuerte y nos dimos cuenta de lo difícil que es manejar las canoas en esas condiciones. Además, al llegar a los campamentos, tuvimos que trabajar todos para conseguir la leña con la que haríamos nuestra fogata, la cual después usaríamos para cocinar nuestra comida. Conocimos las famosas “thunder boxes” que son las cajas de madera que nos servirán de baño, y nos dimos cuenta que allá afuera, dependemos de nosotros mismo para tener dónde dormir, qué comer, y cómo mantenernos calienticos.

Fue muy emocionante verlos tan empoderados de sus roles, seguros de sí mismos y de su capacidad para enfrentar otro reto más. Supongo que ellos mismos se dan cuenta de todo lo que han logrado hasta el momento, y saben que tienen las herramientas y la sabiduría para seguir empujando sus límites. ¡Siento que, a este ritmo, todos y cada uno estarán alcanzando el cielo dentro de poco!

Hoy dedicamos el día a preparar nuestro equipo personal, y el equipo del grupo que necesitamos para mantenernos sanos, salvos, y felices durante estos 4 días. Los instructores acompañaron a sus hijos a empacar su ropa y elementos personales en las bolsas secas, y así asegurar que todos estén llevando el equipo necesario. Después de almuerzo volvimos a reunirnos en nuestros grupos y revisamos todas las carpas, los elementos de cocina, los materiales para construir nuestros refugios, la carpa anti-mosquitos, las estufas, la comida, y muchas cosas más. Mejor dicho, sus hijos ya son todos unos expedicionarios y lo bonito de todo esto es esta formación, no sólo le ayudará a navegar las aguas de los lagos que tenemos alrededor, sino los obstáculos y las dificultades que se les vayan presentando a lo largo de sus vidas.

Por último, les quiero contar que estamos todos muy bien de salud. Varias picaduras de mosquitos, eso sí, pero todas bajo control. Aquí nos estamos asegurando que todos usen sus chaquetas anti-mosquitos cuando la situación lo amerite, y que todos estén bien hidratados y protegidos del sol. Como saben, no tendrán noticias nuestras sino hasta el 7 cuando lleguemos de nuestra expedición. Todos vamos a estar muy bien, pensándolos mucho, y acumulando más y más historias para contarles cuando nos encontremos en Bogotá.

Un abrazo de parte de todos los expedicionarios.

Juliana

P.D Nuevamente, hoy les comparto pocas fotos por aquí, pues hoy ALIVE publicó bastantes en su página de facebook así que los invito a que las vean en el siguiente link:

https://www.facebook.com/pg/aliveoutdoors/photos/?tab=album&album_id=1880766198641918

<h5><strong>UN SALUDO DE LOLI Y DANI (junio 1)</strong></h5>

Queridos padres de familia:

Las siguientes palabras les llegan por parte de Dani y Loli

Desde el momento en el que llegamos a éste país, sus hijos han demostrado una gran fascinación; de tal grado es la mencionada, que ha sido capaz de contagiarse a todos. El viaje nos ha llenado de aprendizajes, tanto fácticos como de crecimiento personal. Es como cuando Jal (una de las acompañantes) dijo alguna vez “estamos sembrando las semillas que luego crecerán”. Las semillas permitirán, de la misma forma que nos permitieron a nosotros, evolucionar y desarrollarse hasta cualquier lugar al que ellos mismos le apunten.

Los talleres y las actividades han sido muy divertidas, el paisaje es hermoso, la estamos pasando muy chévere. El hecho de que existan espacios como el <em>Magic Spot, </em>dedicados a escribir en los cuadernos, nos provee tranquilidad a la hora de querer recordar y reflexionar sobre estos momentos dentro de unos años.

Todavía queda un poco más de la mitad de esta experiencia y, con gran gratitud y felicidad hemos sido capaces de presenciar un constante crecimiento, ya que enfrentan desafíos únicos que les dan herramientas a todos para continuar. Ejemplos específicos van desde atreverse a subirse por las cuerdas altas cuando el miedo abunda, a no rendirse cuando es la quinta vez que intentan hacer un nudo. De la misma forma, como se puede ver en los vídeos, tomaron con muchas ganas el reto de meterse al agua fría del lago para comenzar otro grandioso día. Los invitamos a sentir orgullo, el grupo y todos los que hacemos parte de él, hemos crecido, continuaremos creciendo.

En lo que concierne a nuestros desafíos, es importante remarcar que algunos los compartimos con los niños, mientras tanto a nosotros nos rodean otro tipo de situaciones que tenemos que enfrentar; esa es como la magia del viaje ¿no? Al tener un punto de vista distinto nos llevamos de los <em>workshops</em> algo distinto que estamos seguros nos ayudará ahora que estamos cercanos al siguiente momento de nuestra vida. Por ejemplo, el taller que hicimos, utilizando una casa como metáfora, haciendo una comparación profunda con elementos definitorios en la vida; hablamos y escribimos sobre la base de nuestra vida, qué o quiénes son los que nos apoyan, y cómo deseamos que la gente nos perciba. Y como el ejemplo anterior hay muchos otros, como en el cual hablamos de las cualidades que son fuertes en nosotros y, además, justo hoy tuvimos la oportunidad de participar en un taller sobre la amistad; claro se puede considerar que ya teniendo unos años por delante de sus hijos tendríamos una claridad mucho mayor a la de los miembros de cuarto grado, y sí, hay razón en eso, pero aprendimos mucho. En todos los talleres y en las situaciones que, somos afortunados de tener, ya que eso es lo que somos afortunados, y agradecidos estaremos.

Profundizando en las situaciones, y por qué somos afortunados. Lo que hemos presenciado no puede ser descrito fácilmente. Cuando nos referimos al crecimiento, es porque en serio se manifiesta un cambio positivo en los niños. Ahora, también somos capaces de comprender esos comentarios de los adultos y profesores, comentarios como “cuando enseño, yo también aprendo de ustedes” o “aprendo lo mismo, o más cuando enseño”, debido a que enserio hemos tomado elementos únicos característicos de la inocencia, que a veces se pueden perder al momento de crecer, y los retomamos, adaptamos y clasificamos como partes esenciales de nuestro día a día. Y esos aprendizajes al mismo tiempo enriquecen nuestra experiencia como líderes de éste grupo y de cualquier otro, nutre nuestra forma de percibir a las personas que nos rodena en contextos distintos a éste, permitiendo así que seamos conscientes de los distintos tipos de liderazgo que puede que estén un poco menos representados en el constructo popular que poseemos de un líder común, hecho que abre las puertas a una reflexión profunda interna sobre nuestro papel en la sociedad y que nos fuerza ( que bueno que lo hace) a volver a examinar elementos puntuales de carácter que están ocultos por una invisible cortina, ahí, a simple vista. En otros términos y/o contextos, esperamos que las semillas que ahora están dentro de sus hijos crezcan y logren florecer en unos años, y puedan sacar aún más de esta experiencia bajo otra perspectiva. Llenándose así de realística.

En otras noticias, ahora nos estamos preparando para nuestro gran Canoe Trip.  Todos estamos muy emocionados por la gran aventura. Hemos tenido clases de canotaje y otras varias rotaciones, es más, tuvimos un día dedicado a actividades de supervivencia. Estamos más preparados que un kumis. Durante ese viaje en canoa, esperamos que las responsabilidades de autonomía y empatía sean unas cualidades que crezcan exponencialmente, incluyendo también otras, tal vez más evidentes como la perseverancia, entre otras cercanamente relacionadas. También, esperamos seguir desarrollándonos junto a sus maravillosos hijos y los grandes instructores que nos acompañan.

Buenos deseos,

-Dani y Loli

<h5><strong>APRENDER A VIVIR DESDE NUESTRAS FORTALEZAS (mayo 30)</strong></h5>

Queridos papás,

Esto de escribirles en el blog se está volviendo una tarea más y más difícil con el paso del tiempo. No porque no haya qué contarles, sino al contrario, porque pasan tantas cosas todos los días y a toda hora, que no sé por dónde empezar. Además, no quiero perderme ni un minuto junto a sus hijos pues me encanta compartir con ellos y verlos disfrutar y crecer. Pero bueno, también es cierto que me gozo mucho esta tarea que se vuelve un momento de reflexión para mí, y me obliga a mirar para atrás y revivir esta experiencia tan bonita que estamos teniendo. Y me ilusiona también, saber que es la forma en la que ustedes se pueden conectar con sus hijos y sentirse más cerquita de ellos.

Claro está, es un reto enorme porque las palabras se quedan cortas cuando se trata de narrarles lo que estamos viviendo. Espero que entre mis anécdotas y las fotos que les hemos compartido por aquí, y las que están rondando por las redes sociales del Colegio y de Alive, puedan hacerse una buena idea de la magia que está sucediendo en este lugar. Estoy segura de que las sonrisas de sus hijos en el agua, sus caras de concentración mientras aprenden a manejar sus canoas y sus kayaks, y los abrazos con sus amigos, los hagan sentir como si estuvieran aquí, viviendo esta aventura de la mano de sus hijos. Lo bonito de todo esto es que la experiencia quedará tan grabada en la memoria y el corazón de cada uno, que a pesar de la distancia que hoy los separa, todos estos momentos volverán a cobrar vida a través de las historias que les cuenten sus hijos y de la transformación tan grande que verán en ellos a su regreso.

Ayer, entre todas las actividades que tuvimos (arquería, arte y manualidades, pista de retos y obstáculos, etc), hicimos un taller que se llama “personal strengths” en el que le ayudamos a sus hijos a identificar cuáles son sus mayores fortalezas y cómo pueden contribuirle a su comunidad si las usan de una manera consciente. Los invitamos también a identificar alguna fortaleza que aún no tengan, pero que quieran hacer suya a través de cambios en sus comportamientos. Como sería de distinto el mundo si cada persona tomara la decisión de vivir su vida y contribuirle al mundo desde sus fortalezas, y desde sus pasiones…

Aquí les dejo algunas reflexiones de sus hijos para que se hagan una mejor idea:

Samuel Bernal: “Aprendí que si uno quiere tener una fortaleza o valor en su vida, uno tiene que trabajar y apoyarse en los demás para poder conseguirlo”

Paco: “Aprendí que uno puede lograr cualquier cosa que se proponga y lo importante que es ser una buena persona”

Gregorio: “Todos tenemos fortalezas distintas y otras en las que necesitamos mejorar. Por eso tenemos que entender quiénes somos y qué queremos lograr”

Antonia: “Mi mayor aprendizaje ha sido lo importante que es aprender a convivir con personas que son distintas a nosotros, con otras costumbre y culturas. Es importante porque nosotros no estamos solos en el mundo”

Valeria: “El taller me ayudó a entender el valor de poder ser uno mismo, y de sentirse orgullosos de quien uno es, sin importar lo que los demás digan. También he aprendido que eso que más miedo te genera, es lo que más debes arriesgarte a hacer porque si no, uno se va a pasar la vida evitando los miedos y perdiéndose de muchas oportunidades”

Pablo Riveros: Debo aclara que Pablo no me quiso hablar en español porque quiere seguir practicando su inglés. Así que aquí les escribo tal cual “I learned about the strengths of my Friends and classmates. And that is important for when you have to work as a team, because it helps us do things in a better way”

También les pregunté a algunos por momentos que quieren recordar para siempre, y esto fue lo que dijeron.

Gabriel Garzón: “Algo que nunca quiero olvidar, es la sensación de libertad que sentí cuando hicimos kayaking. Sentí que estaba haciendo cosas por mí mismo… como si fuera grade”

Paco: “Siempre recordaré la familia de Michael, mi pen pal, pues fueron muy generosos y cariñosos conmigo y me ayudaron durante la primera semana”

Y bueno, como se dan cuenta aquí los maestros son sus hijos. A veces siento que yo aprendo más de ellos que lo que ellos aprenden de mí o de nosotros los adultos. Agradezco cada día el poder estar aquí con ellos acompañándolos a descubrir lo gigantes que son!

Un abrazo para todos,

Juliana

<h5><strong>DÍAS INTENSOS DE MUCHA DIVERSIÓN (mayo 28)</strong></h5>

Hola papás

Hoy quiero empezar haciendo un reconocimiento a los logros tan importantes que hemos cumplido en lo que llevamos de viaje, y me gustaría empezar por ustedes. Ya llevan una semana lejos de sus hijos sin poder hablar con ellos todos los días, o sin poder sentarse en la mesa del comedor a compartir las historias del día de cada uno, o sin poder simplemente acostarse sabiendo que están dormidos en el cuarto del lado. Me imagino el reto tan gigantesco que esto ha sido y todo lo que los extrañan, y por eso quiero celebrar y agradecerles la valentía con la que lo han enfrentado esta experiencia hasta ahora.

Sus hijos también han logrado cosas gigantescas. Para algunos, el reto ha sido subirse a los más alto de la pared de escalada, o remar junto a sus compañeros de canoa sin frustrarse por no poder ir en línea recta.  Muchos otros se han tenido que enfrentar a estar en medio de la naturaleza y los bichos que habitan en ella, a meterse al lago helado, o a probar nuevas comidas. Y claro, para todos ha sido un reto gigantesco estar lejos de ustedes y de sus casas. Lo bonito es poder ser testigos de que cada uno de ellos está dando lo mejor de sí para salirse de su zona de comodidad, arriesgarse a intentar cosas nuevas, y aprovechar esta aventura para crecer como personas.

Ha sido muy especial también descubrir que existe entre ellos un sentido de comunidad fuerte y que, a pesar de los malentendidos y discusiones que surgen a diario, todos se respetan, se apoyan y se acompañan.

En estos últimos dos días, hemos hecho de todo y las actividades no han parado. Ayer rotamos entre kayaking, canoeing, escalada, juegos tradicionales, y danza, y tuvimos dos actividades grandes: Nos montamos en la Voyageur Canoe y aprendimos que era el medio de transporte que usaban los primeros europeos que llegaron a Canadá para recorrer distancias increíbles e intercambias sus metales por pieles de animales canadienses. En la otra actividad, estuvimos explorando la orilla del lago, capturando y estudiando los distintos bichos y animales que viven en ese hábitat. Ojalá los hubieran visto metiéndose hasta las rodillas persiguiendo las ranas, usando las mallas para coger los bichos, y analizándolos uno a uno con los microscopios. Terminamos la tarde con tiempo de lago, pues el clima ha estado delicioso y calientico, así que necesitábamos refrescarnos un poco antes de la comida. En fin, como pueden imaginarse, los días por aquí son bastante intensos y llenos de aventuras y diversión.

Desde aquí los seguimos pensando, y seguimos acumulando anécdotas para contarles a nuestro regreso.

<strong>Termino con dos clasificados:</strong>
<ol>
<li>Aprovecho para anunciarles un cambio en las fechas de entrega de las cartas, pues yo no caí en cuenta de que los próximos dos fines de semana son festivos en Colombia. Por esa razón, quisiera pedirles que la siguiente carta que estaba para entregar el 1 de junio, se la envíen a Adriana a más tardar el 30 de mayo. Así le da tiempo a Adriana de reunirlas y enviármelas antes de que termine la semana. Asimismo, la carta que estaba programada para enviarla el 8 de junio, les pido por favor que la envíen el 6. Me disculpo por este cambio, pero les agradezco a todos su colaboración.</li>
<li>Alive montó 200 fotos hoy en su Facebook, así que los invito a seguirlos y mirar las fotos por ahí.</li>
<li>El link es:</li>
</ol>
<a href=”https://www.facebook.com/pg/aliveoutdoors/photos/?tab=album&amp;album_id=1874801439238394″>https://www.facebook.com/pg/aliveoutdoors/photos/?tab=album&amp;album_id=1874801439238394</a>

Un abrazo,

Juliana

<h5><strong>EL COMIENZO DE UNA NUEVA ETAPA (mayo 26)</strong></h5>

Hola papás,

Estoy aquí sentada en la oficina de Camp Arowhon, pensando qué escribirles mientras disfruto de la vista que tengo frente a mi ventana. Miro el lago, y sé que se convertirá en un protagonista importante de las historias que desde ayer en la tarde empezamos a construir en este lugar. Veo los árboles que nos rodean y los animalitos que nos acompañan, y lo primero que se me viene a la cabeza es: qué afortunados somos de poder llamar a este sitio nuestro hogar, por las próximas dos semanas.

Ayer fue un día de muchas emociones para todos, pues cerramos la primera etapa del viaje, y comenzamos de una nueva. Ojalá pudiera replicarles las palabras exactas que me dijeron la gran mayoría de los papás anfitriones cuando fueron a dejar a sus hijos en el colegio. Todos estaban muy sorprendidos y admirados con sus buenos modales, con su capacidad de expresarse, con la madurez y valentía con la que están enfrentando este reto, y con la forma tan cariñosa y respetuosa con la que se relacionaron tanto con las demás personas.

Después fuimos a una salida de campo muy divertida en Saint Marie among the Hurons, donde aprendimos sobre la historia de Canadá y pudimos ver cómo se vivía en la época de los misionarios. Por la tarde hubo un poco de nostalgia al despedirse de sus pen pals, pues más que eso, se convirtieron en buenos. Varios de ellos comentaron lo increíble que les parecía que después de sólo 4 días, hubieran podido formar una amistad tan fuerte. Muchos quedaron con el compromiso de seguir en contacto más allá de este viaje.

El viaje hacia el norte estuvo más largo de la cuenta, pues nos tocó un cierre en la carretera por más de una hora. Cuando finalmente llegamos a Camp Arowhon, el equipo de Alive nos estaba ya con la comida lista, así que llegamos derecho al comedor. Después nos llevaron a nuestras cabañas y nos acomodamos para hacer de ellas nuestra casita. Tenemos 2 cabañas para la niñas y 2 para los niños, y las dividimos para que cada uno quedara con algunos amigos, pero para que tuvieran también la oportunidad de compartir y conocer a otros compañeros con los que normalmente no pasan tanto tiempo. Por la noche jugamos “running pictionary” que es un juego muy divertido y energético, en el que pudieron terminar de quemar esa energía que tenían. Nos fuimos a las cabañas, y nos dormimos con el sonido de la lluvia, que nos acompañó durante toda la noche.

Esta mañana pudimos dormir hasta un poco más tarde, lo cual fue una bendición pues todos estábamos muy cansados. Después de desayunar, nos dividimos en tres grupos con los que vamos a estar haciendo distintas actividades a lo largo de esta semana. En estos días nos estaremos rotando entre canoeing, kayaking, escalada, baile, cuerdas bajas, entre otras.

Antes de almuerzo tuvimos una reunión muy valiosa, con la intención de entender lo que esa etapa que cerramos ayer, significó para cada uno. Hablamos de los momentos difíciles y de los retos, de los momentos felices, y de los aprendizajes que nos quedaron del homestay y de los días en HTS. Cada uno reflexionó sobre qué tanto habían dado de sí mismos hasta el momento, y qué tanto están dispuestos a dar de ahora en adelante para hacer de cada día uno inolvidable. Aprovechamos ese momento para entregarles la primera carta, pues queríamos que sintieran su presencia y apoyo en esta nueva etapa que comenzamos. Como se imaginarán, hubo algunas lágrimas por la falta tan enorme que les hacen, pero también muchas sonrisas de saber que cuentan con ustedes en cada paso que dan. Al final nos cogimos de las manos y entendimos que mientras estemos aquí, contamos también con una familia de amigos, instructores, profesores, y compañeros que nos apoyan y que nos van a acompañar a seguir superando retos y a seguir disfrutando de cada momento.

Ahora nos preparamos para disfrutar de una gran fogata, donde por supuesto, comeremos marshmellows y cantaremos canciones. Hay que aprovechar que no hay casi mosquitos en el momento, para estar al aire libre tanto como podamos.

Les mando un abrazo muy grande, y sé que sus hijos también.

Juliana

<h5><strong>Cada día, una aventura (mayo 24)</strong></h5>

Hola papás,
Ya casi se acaba la primera etapa de este viaje, pues mañana es el último día en el colegio de nuestros pen pals, y esta noche es la última que pasamos en las casas de las familias que con tanto cariño nos abrieron las puertas de su hogar. Cada día ha sido único y nos sentimos muy afortunados de haber encontrado a HTS, pues se nota todo el trabajo y esfuerzo que le invirtieron a esta experiencia.
Ha sido muy bonito ser testigo de la evolución que han tenido tanto sus hijos como los estudiantes de aquí. Verlos ganar confianza en su interacción, fortalecer su amistad con cada minuto que pasa, y disfrutar mientras viven aventuras juntos, es algo maravilloso. Creo que ni ellos mismos creían que podían llegar a generar un vínculo tan profundo con esos “extraños” con los que sólo habían intercambiado unas cuantas cartas.
Mi momento favorito siempre, es cuando nos reencontramos con sus hijos por las mañanas y nos cuentan sus anécdotas de la noche anterior. Lo disfruto, porque me acuerdo de esa primera tarde en la que se fueron a las casas de sus pen pals muertos de los nervios y del susto, y después los veo sonreír y darse cuenta de todo lo que han logrado y de lo fuertes que han sido para poder enfrentar el reto de estos días. ¡Sus hijos son, sin duda, unos guerreros! Y eso incluye, por supuesto, a Rodrigo y Daniel quienes estuvieron ayer todo el día compartiendo con los estudiantes de 10° de aquí, asistiendo a sus clases y apoyándolos en los partidos de Rugby de final de la temporada.
Me imagino que a esta hora ya casi todos hablaron con sus hijos y oyeron sus historias de nuestro súper día. Esta mañana terminamos de hacer las rotaciones por las tres actividades de las que les hablé, y por la tarde nos fuimos a patinar en el hielo a unas pistas que quedan muy cerca del colegio. No se imaginan la logística que hubo detrás de esa actividad, haciendo recolecta de patines entre las casas de los profesores del Colegio, las directivas, y las familias de los niños. Hay que agradecer esa solidaridad, pues fue lo que permitió que todos nuestros niños tuvieran sus propios patines y casco. Estuvimos allá durante una hora que fue suficiente para que los primíparos como yo pudiéramos pararnos y avanzar muy lentamente sin caernos, y para que los más hábiles aprendieran trucos y ganaran velocidad. Después volvimos al colegio y la gran mayoría nos fuimos a jugar bolos y a comer pizza.
Mañana nos encontraremos en el colegio temprano para ir a St Marie among the Huron, donde tenemos la salida de campo con nuestros pen pals. Nuevamente me hará muy feliz ver a sus hijos por la mañana y oír sus historias. Seguro mañana serán más conscientes de lo valientes que fueron al superar el reto del homestay, y se sentirán más preparados para enfrentar la siguiente etapa del viaje. Habrá también una nostalgia muy grande al despedirnos de nuestros pen pals por el cariño tan grande que se ha generado.
Aquí los dejo con algunas fotos.
Un abrazo,
Juliana

<h5><strong>Llegó el día (mayo 21)</strong></h5>

Hola papás,

Los saludo desde la residencia de la universidad, mientras sus hijos se alistan para darse una refrescante y merecida ducha. Como saben, la espera en el aeropuerto de Bogotá fue larga, y el vuelo también. Afortunadamente (para nosotros los adultos) no había pantallas en el avión, así que fue más fácil convencer a sus hijos de que aprovecharan esas horas para dormir, y muy pronto fueron cayendo uno a uno.

Cuando llegamos a Toronto, el equipo de ALIVE nos estaba esperando con una bandera gigante de Colombia (que nuestros niños del año pasado les dejaron de regalo) y una sonrisa inmensa que nos ayudó a recargar energías para empezar el día. Dejamos las maletas en la van, y nos aventuramos a coger el tren hasta la ciudad. Mientras los viajados comparaban la limpieza del vagón con el metro de Nueva York, muchos otros exploraban ese sistema de transporte por primera vez. Una vez llegamos a la residencia, nos instalamos en los cuartos, almorzamos en “el comedor de Hogwarts” y después salimos al parque a jugar  y hacer actividades con los instructores quienes desde ya, empiezan a ganarse nuestro cariño y respeto. Al final de la tarde nos dividimos en grupos pequeños y fuimos al museo, donde después de visitar a los dinosaurios y recorrer algunas salas como las de biodiversidad, historia y geología, nos salió todo el cansancio acumulado. Decidimos volver a la universidad para comer, alistar nuestras cosas para mañana, y tener una noche tranquila con película.

Parece mentiras que finalmente estemos en Canadá, después de todo un año de planeación y preparación. La despedida en el aeropuerto me dejó muy conmovida pues entiendo lo difícil que es para ustedes soltar a sus hijos, y soy testigo de lo aterrador que puede ser para sus hijos dejarlos a ustedes atrás. Sin embargo, tanto ustedes como ellos se llenaron de valentía para dar ese primer paso hacia esta gran aventura que sabemos que les cambiará la vida. Juntos superaramos el primer gran reto de muchos que tendremos que enfrentar en este viaje, y ese es un logro que vale la pena celebrar. Les agradecemos una y mil veces más su esfuerzo y apoyo para hacer realidad este viaje.

Hoy les quedo debiendo más fotos pues a mi cámara se le acabaron las pilas antes que a nosotros y no aguantó para hacer registro de todo el día. Sin embargo, sé que ya muchos están siguiendo el instagram de ALIVE y del Tilatá y que por ahí han podido ver algunas imágenes. Mañana salimos temprano a encontrarnos con nuestros pen pals en su colegio.

Les mando un abrazo,

Juliana

<h5><strong>LLEGAMOS A TORONTO</strong></h5>

Queridos padres de familia,

Les enviamos un saludo desde Toronto. ¡Ya comenzamos a vivir nuestra inolvidable experiencia!

<h5><strong>UN ACERCAMIENTO AL CAMPAMENTO</strong></h5>

Queridos padres de familia,

El fin de semana pasado vivimos una gran aventura en la que pudimos acercarnos más como grupo y conocernos mejor entre estudiantes, estudiantes líderes y profesores. Desde hace tiempo, el School Camp ha diseñado como una herramienta de preparación previa al viaje de Canadá, pues nos permite hacernos una idea más cercana de lo que será convivir con nuestros compañeros y profesores durante los 25 días del viaje.

El viernes tuvimos un gran reto durante la salida a Suesca, pues no sólo fue una caminata exigente, sino que tuvimos que enfrentarnos a la lluvia que parece no abandonarnos por estas épocas. Afortunadamente, todos estábamos preparados para enfrentar el clima, lo que nos permitió disfrutar del día sin importar las circunstancias. A la llegada al colegio, trabajamos junto en la montada del campamento y tuvimos un tiempo para reflexionar sobre lo que había sucedido en el día. Como resultado, construimos un <em>acuerdo de valor</em> que será nuestro norte no sólo en el viaje a Canadá, sino durante la convivencia del día a día en los salones y en el Colegio. Hablamos de la importancia de estar presentes y disfrutar cada momento, de cuidarnos a nosotros mismos y a nuestros compañeros física y emocionalmente, de lo importante que es poder solucionar nuestros conflictos de la manera adecuada, y seguir adelante para no engancharnos en situaciones que nos pueden perjudicar, y en el valor de la honestidad.

En resumen, el campamento fue corto, pero nos dio tiempo de compartir, conocernos mejor, y entender que el viaje a Canadá requiere del compromiso y la mejor actitud de todos para que sea exitoso. Los invitamos a ver algunas fotos de esta experiencia.

<h5><strong>EQUIPO ACOMPAÑANTE</strong></h5>

Queridos padres de familia,

Sentimos mucho el inconveniente causado con los cambios en la documentación que se presentaron la semana pasada. Por motivos de fuerza mayor, finalmente no pudimos hacer el trámite de la custodia desde Australia, y por eso nos tocó actuar sin mucho aviso previo. Les agradecemos a todos su colaboración y comprensión al respecto.

Quisiéramos aclararles que el hecho de que Juliana Cano Casas no esté en la carta de custodia, no quiere decir que haya renunciado a su rol como directora del programa. Sigue firme en cada etapa del viaje, asumiendo sus responsabilidades y trabajando desde la distancia para asegurar que esta experiencia sea lo más exitosa y valiosa posible para todos.

Aprovechamos entonces para darles la noticia oficial del equipo de adultos que estará acompañando a sus hijos:

Juliana Cano, como directora del programa

Maria Alejandra Riaño, como profesora acompañante

Felipe Ospina, como co-director del programa

Más adelante les mandaremos un perfil con información personal acerca de cada uno, y sobre los roles y responsabilidades que nos corresponden.

Como les dijimos en la presentación inicial, nuestro protocolo establece que debemos tener 1 adulto por cada 10 estudiantes, y así lo estamos cumpliendo; en este momento contamos con 28 estudiantes confirmados (incluyendo a nuestros estudiantes de 9º). Además, a lo largo del viaje estaremos acompañados por el staff de ALIVE Outdoors.

En este orden de ideas, quisiéramos también aclararles el rol que estarán desempeñando los estudiantes de 9º; Rodrigo y Daniel estarán presentes en el programa como líderes en formación y tendrán la oportunidad de facilitar algunas actividades y asumir responsabilidades en el acompañamiento del grupo, siempre bajo la guianza y la supervisión tanto de los adultos del Colegio, como del staff de ALIVE. La idea no es que ellos remplacen a un profesor del colegio o asuman las mismas responsabilidades de los adultos acompañantes; en ningún momento estarán ellos solos con el grupo, ni tendrán la responsabilidad de tomar decisiones en cuanto al programa o manejo del grupo.

El programa de liderazgo es una oportunidad para que Daniel y Rodrigo puedan descubrir sus fortalezas y explorar las áreas en las que quisieran mejorar, para así seguir construyendo la mejor versión de sí mismos. Esto, dentro de un contexto lleno de aventuras y retos que les permitirá hacerse responsables de su crecimiento personal, mientras apoyan y guían a sus hijos en sus propios aprendizajes.

Un cariñoso saludo a todos y cada uno, sepan que Juliana está muy pendiente de cualquier cosa.

<h5><strong>BIENVENIDA A RODRIGO Y DANIEL</strong></h5>

Como algunos de ustedes saben, este año se lanzó un programa de formación en liderazgo para los estudiantes de 9º. La propuesta consistía en que los estudiantes que se unieran al programa, asistirían al viaje de Canadá como estudiantes-líderes. Tenemos la fortuna de contar con dos estudiantes que creyeron en la propuesta y quienes están muy motivados por esta oportunidad. Ellos son Rodrigo Iriarte y Daniel Agudelo.
Rodrigo y Daniel tendrán varias sesiones de formación y entrenamiento con nosotros como preparación para el viaje y también tendrán oportunidades de compartir y conocer a sus hijos antes de viajar con ellos. Estamos emocionados y seguros de que será una valiosa experiencia para todos.

<h5><strong>VISAS</strong></h5>

Sabemos que ya todos los que debían completar el formulario para la visa lo hicieron, y que la gran mayoría ya envió copia del pasaporte de sus hijos. Les agradecemos mucho su diligencia en ese aspecto.

Recuerden que el siguiente paso es agendar una cita con Jairo Serrato, el asesor de Aeroviajes, para hacer la entrega de los documentos que faltan y firmar el formulario oficial que se le presentará a la embajada de Canadá. Según nuestro cronograma, la próxima semana está destinada a esas citas y hasta el momento sólo hay 3 familias confirmadas. Por favor contacten a Jairo para programar su encuentro y así asegurar que cumplamos con las fechas establecidas para el proceso de las visas.

<h5><strong>PAGOS Y POLÍTICAS DE CANCELACIÓN</strong></h5>

Sabemos que Sonia se ha estado comunicando con ustedes directamente para hablar de los pagos. Les pedimos que seamos cumplidos con las fechas y cuotas establecidas, pues sólo así podremos nosotros cumplir nuestros compromisos con los proveedores. Entendemos que hay casos particulares que ya se han negociado con Ortencia y Sonia, pero para aquellos que no tienen un plan especial, les recordamos la importancia de cumplir con el cronograma.

Una vez hechas las reservas, no es posible la devolución del pago realizado. Por esta razón, es importante que tengan en cuenta las siguiente fechas y políticas de cancelación:

Porción terrestre
<ul>
<li>Hasta el 23 de febrero: devolución del 100% del pago realizado de la porción terrestre</li>
<li>Entre el 24 de febrero y el 20 marzo, penalidad del 25%</li>
<li>Entre el 21 de marzo y el 20 de abril, penalidad del 50%</li>
<li>Después del 20 de abril, no habrá devolución alguna</li>
</ul>
Porción aérea:
<ul>
<li>Hasta el 23 de febrero: No hay penalidad</li>
<li>Entre el 24 de febrero y el 10 de abril: Penalidad según las políticas de Air Canada. Generalmente se cobra una multa de USD100 si se cancela un cupo antes de la fecha de emisión de los pasajes.</li>
<li>La emisión de los tiquetes se hará el 12 de abril. Si se cancela el viaje después de esa fecha, no podrá hacerse devolución del pago. Sin embargo, se les dará el tiquete para que lo utilicen según las políticas de la aerolínea.</li>
</ul>
Es importante aclarar que estas políticas aplican sobre los montos establecidos en el cronograma. Es decir que las penalidades que aplican a partir del 24 de febrero, están estimadas sobre el monto que a la fecha se ha debido pagar (COP 11.200.000), independiente de lo que la familia haya consignado (que puede ser un valor menor o mayor al establecido). Así sucesivamente.

<h5><strong>HOMESTAY Y FAMILIAS ANFITRIONAS </strong></h5>

Hemos recibido noticias de que tanto los estudiantes canadienses como sus familias, están muy emocionados de conocer a sus hijos y compartir con ellos un poco de lo que es su vida en Canadá. Ya les habrán contado sus hijos sobre las cartas que han intercambiado y las llamadas que han tenido por Skype. Sabemos que este tema es uno de los que más genera emociones encontradas tanto en sus hijos como en ustedes, y es natural que así sea. Sin embargo, les podemos compartir, por lo que hemos visto en los últimos años, también es una de las experiencias más valiosas y bonitas de todo el programa.

En este momento estamos en conversaciones con las directivas del Colegio para organizar todos los detalles logísticos del homestay. Así como la gran mayoría de familias están abiertas a hospedar a sus hijos, hay otras que por distintos motivos no pueden hacerlo. Como hasta hace poco les enviamos la lista definitiva de los niños que asistirán al programa, ellos están haciendo el empalme con sus penpals y el listado de familias con las que cuentan.

Como entenderán, es un proceso que lleva tiempo pues las familias Canadienses tienen que comprometerse a cumplir con un listado de requisitos que hemos establecido entre los dos Colegios, y hacer la documentación correspondiente. Nuestra meta y compromiso con ustedes, es compartirles la información sobre las familias que hospedarán a sus hijos a más tardar el 20 de abril, y que así tengan un mes entero para comunicarse con ellos y conocerlos.