Nuestro, ya tradicional, Concurso de Literatura “Mónica Bravo” invita a niños, jóvenes y adultos a plasmar sus sentimientos, ideas y creatividad en escritos literarios. En nuestra IV versión del concurso, quisimos que los escritos fueran también una oportunidad para editar el pensamiento y para decir con rigor aquello que inspiró a la imaginación, en las modalidades de: cuento, poesía, narrativas gráficas y monólogo.  Contamos con la participación de 252 personas procedentes de 11 colegios.

En la jornada de premiación convocamos a los finalistas para que participaran de talleres de ilustración, escritura fantástica y creación de personajes con marionetas; dirigidos por diseñadores, escritores y actores de teatro. Los finalistas de monólogo ensayaron sus textos para exponerlos ante dos jurados y, los tres primeros lugares, se presentaron en la ceremonia de premiación. Durante toda la jornada, los participantes pudieron disfrutar del camino literario construido con los textos finalistas.

Al final de la jornada disfrutamos de la presentación de los monólogos y de la premiación de las diferentes categorías y géneros. Nos sentimos orgullosos de seguir incentivando la escritura y la lectura en la comunidad escolar; reconocer el talento y la disciplina de nuestros jóvenes escritores es un propósito que queremos seguir cultivando en Tilatá.

Diana Marcela Cuervo

Coordinadora Área de Español

Les compartimos el poema «Las 27 condenas» de Juana Arbeláez, ganadora del 1er lugar en la categoría poesía de 14 a 19 años.

Las 27 condenas
Por: Julieta Valencia Castillo
Espectáculo de colores
formas
y sabores
Perdida en la idea
Escondida en el sentido
Cada pedacito de mi alma se acurruca
Única excepción
Cargo mi mirada en los hombros
Solo es necesario olvidarse del propósito
Tumbarse en el avaro
Mirar al miedo con cara de hogar
O buscar un escondite en un poema
Espectáculo de colores
formas
y sabores
Pasando los días en momentos sin sentido
O fascinarse con la idea de algún día entender
Encontrando ilusiones efímeras
Saboreando a los asesinos
El tiempo nos acompaña o nos tortura
Cada avión vuela a su manera
Pero como el tiempo la vida no espera