<b>¿Cuándo practicarla?</b>

<span style=”font-weight: 400;”>Empieza realizándola por la mañana y por la noche antes de dormir o en cualquier minuto del día. Puedes empezar practicándola por un minuto hasta llegar a 20 mins.</span>

<b>¿Cuáles son los beneficios?</b>

<span style=”font-weight: 400;”>-Ayuda a que observes neutralmente, cómo te encuentras.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Aumenta la capacidad de sentir tu cuerpo  volviéndote más sensible a las sensaciones internas.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Comprendes que la observación neutral tiene el efecto de calmar nuestra inquietud mental y física.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Te hace responsable de hacer chequeos periódicos de un minuto de duración para observar, de forma neutral, cómo te encuentras en cada momento.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Vuelve voluntaria y consciente la respiración, el primer paso para la atención plena.</span>

<b>¿Cuándo practicarla?</b>

<span style=”font-weight: 400;”>Cuando quieras fortalecer tu atención.</span>

<b>¿Cuáles son los beneficios?</b>

<span style=”font-weight: 400;”>-Despierta la curiosidad y activa la imaginación.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Fortalece el sentido de la escucha.</span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Proporciona un estado de relajación. </span>

<span style=”font-weight: 400;”>-Mejora el enfoque y la concentración.</span>