Inicio / Mindfulness / Quiero relajarme

¿Cuándo practicarla?

Realiza un chequeo corporal atento, body scan, cuando vayas a dormir, cuando te despiertes por la mañana o cuando puedas acostarte por unos minutos a lo largo del día. Mira qué encuentras.

¿Cuáles son los beneficios?

– Aumentas la sensibilidad de las sensaciones corporales.

– Te calmas al atender a las sensaciones corporales sin tratar de modificarlas.

– Reconoces la labor que hace cada parte del cuerpo físico y agradecer por esto.

– Aumenta la gratitud y la autocompasión.

¿Cuándo practicarla?

La puedes realizar en cualquier momento, sin embargo por su potente efecto en el sistema nervioso es excelente antes de tener una importante conversación o reunión para calmar los nervios. También es bueno como práctica diaria cuando sufres de ansiedad.

¿Cuáles son los beneficios?

– Balanceas los dos hemisferios del cerebro.

– Te hace más efectivo y te calma.

– Alteras estados mentales, a neutral, dando claridad a tu mente.

¿Cuándo practicarla?

En la noche antes de dormir, en situaciones en las que te encuentres tenso y/o cuando estés muy acelerado.

¿Cuáles son los beneficios?

La fosa izquierda está directamente conectada con la parte parasimpática del cerebro, el mecanismo de descanso y reparo. Respirando por la fosa nasal izquierda te relajarás y calmarás.

¿Cuándo practicarla?

Cuando estés en una situación que te genere tensión o requiera de tu espera. 

¿Cuáles son los beneficios?

  • Apoya el manejo del estrés y reducción del mismo.
  • Te ayuda a estar más feliz y a disfrutar lo que haces.
  • Aumenta la paciencia y la capacidad de adaptación.

¿Cuándo practicarla?

Puedes realizarla en cualquier momento para llenarte de serenidad, también en situaciones en las que te encuentres tenso y/o acelerado. 

¿Cuáles son los beneficios?

  • Apoya el manejo del estrés y reducción del mismo 
  • Reduce la ansiedad 
  • Te aporta serenidad.