¿QUIÉNES SOMOS?

Fundado en 1992, Tilatá es un colegio colombiano, privado, mixto y bilingüe (español-inglés), convencido de que quien desarrolla todo su potencial aporta significativamente a la transformación del mundo. Es un colegio que ofrece las herramientas y las experiencias para desarrollar en completo equilibrio la mente, el cuerpo y el espíritu, de individuos que se reconocen como únicos y saben que no son los únicos. Un lugar estimulante y motivante en el que gritamos con el corazón: la mejor versión de ti, la mejor versión del mundo.

En la actualidad el colegio tiene una estructura de veinticuatro (24) estudiantes por curso y dos (2) cursos por grado, una proporción de nueve estudiantes por profesor y todos los grados de Educación Preescolar, Primaria, Escuela Media y Escuela Alta. Estamos autorizados para impartir y certificar los Programas del Bachillerato Internacional (IB) de Escuela Primaria (PEP), el de años Intermedios (PAI) y el Programa de Diploma (DP). Contamos con dieciocho promociones graduadas. Nuestro calendario escolar comienza en agosto y termina en junio (Calendario B). Hacemos parte de la UNCOLI; estamos reconocidos como Colegio Excelente, certificados por EFQM; somos reconocidos por ASHOKA como una de las seis Escuelas Transformadoras, y, en el 2020, obtuvimos el reconocimiento de GREAT PLACE TO STUDY.

El desarrollo de habilidades, más allá de simplemente conocimiento, es lo que nos inspira a trabajar para desarrollar todas las dimensiones de nuestros estudiantes convirtiéndolos en seres indagadores, reflexivos, de mente abierta, buenos lectores, buenos productores de textos, buenos comunicadores, que saben trabajar en equipo, solidarios, amorosos, conscientes, demócratas y felices.

Tilatá es un colegio incluyente que celebra la diferencia acogiendo a familias, profesores y trabajadores extranjeros, conviviendo con diferentes creencias y religiones, y brindando la diferenciación como la herramienta que permite dentro del aula de clase reconocer y gestionar las necesidades individuales de aprendizaje, intereses y potenciales de cada uno de los estudiantes.

NUESTRO HIMNO
NUESTRO NOMBRE

NUESTRO RECTOR

Juan Sebastián
Hoyos Montes

Es ante todo un educador. Cuenta con quince años de experiencia laboral en el sector educativo como directivo docente y profesor. Sus dos líneas de acción y experticia son: la gestión de instituciones educativas y la educación para el desarrollo humano. En la primera línea, a través de un liderazgo humano y apreciativo, trabaja la transformación de la cultura escolar, el desarrollo integral de los estudiantes, la formación de maestros, la ciudadanía global y el bienestar emocional. En la segunda, la educación emocional, la felicidad, los valores humanos y el desarrollo del carácter. Juan Sebastián es profesor de meditación y de gestión de las emociones, formador de maestros y padres, pionero y referente en Colombia en Educación Positiva, columnista y conferencista en foros a nivel nacional e internacional.

Cree en el poder de la educación para prevenir problemas como la ansiedad, la depresión, la soledad y el vacío existencial. Para cultivar paz interna, emociones positivas y relaciones significativas. Y para darle sentido y propósito a la vida desde las fortalezas personales, los valores humanos y el servicio a los demás.

Es abogado, especialista en Gestión de Instituciones Educativas, de la Universidad de los Andes. Especialista en Derecho administrativo, de la Universidad del Rosario. Actualmente está cursando una Maestría en Educación emocional, en la Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar (RIEEB).

Nuestro rector nos motiva y trabaja día a día por seguir construyendo un proyecto consciente, integral, equilibrado y auténtico, centrado en cosas que considera esenciales en la vida: el ser humano, el cuidado del medio ambiente y la justicia social. Cree en el amor, como posibilidad de trabajar por los demás para su felicidad. Cree en la sabiduría, fruto de la reflexión sobre las experiencias de la vida. Y cree en la libertad, basada en la autonomía y en la responsabilidad. También considera que la mejor manera de aportar al mundo es liberando nuestro potencial, construyendo proyectos significativos de vida y tratando de servir a otros desde nuestras fortalezas. En fin: cree en el poder de la educación y, sobre todo, en la bondad humana.