Queridas familias, 

Como saben, el fin de semana pasado tuvimos nuestro “School Camp”. Fue una experiencia importante para integrarnos y conocernos mejor como grupo. Aunque la mañana nos recibió fría y lluviosa, especialmente al llegar a la reserva de El Zoque en Guasca, el clima no logró detenernos. El equipo de la reserva nos recibió con una deliciosa aguapanela, un pan y un queso hechos en la región. Nos calzamos las botas machita y nos dividimos en 4 grupos para recorrer los senderos del páramo. Entre el barro, el bosque nativo, las mini- orquídeas y la neblina, descubrimos que compartir con personas distintas a nuestros amigos, puede ser muy divertido y enriquecedor. Conocimos la quebrada de El Uval, y cada grupo eligió dónde almorzar. Algunos nos sentamos en el puente colgante que pasaba sobre el río, y otros prefirieron buscar refugio bajo los árboles. Al final del recorrido, muchos teníamos la ropa embarrada, otros agua entre las botas, y algunos más con las manos frías. Lo bonito fue que al encontrarnos todos una vez más de vuelta en el refugio, todos traíamos historias y sonrisas que compartir. 

Volvimos al Colegio y algunos aprovecharon para echar siesta en el bus. Al llegar tuvimos un taller de carpas para aprender a montarlas correctamente. Armamos campamento, cada uno se acomodó con su aislante y sleeping dentro de la carpa, y tuvimos un rato libre para jugar. Hicimos también un taller de empacada en el que les mostré la ropa y el equipo que yo llevaré a Canadá, y que así tuvieran una idea más clara de los elementos que se les piden en la lista. Les di algunos tips que creo, no están incluidos allí, así que los comparto por acá para que ustedes también tengan esa información:

  1. Lleven 2 toallas (una de secado rápido para el lago, y otra normal para la ducha)
  2. Aunque en la lista dice no crocs ni sandalias o chanclas, puede ser útil empacar alguno de ellos para ir de la cabaña a las duchas, o al lago. 
  3. ¡A mis 34 años, a mí todavía me da mamitis, familitis, casitis, de todo! Así que llevo un peluchito conmigo y una bufanda de mi mamá para que me acompañe en la noche. 
  4. Sé que en la lista dice que preferiblemente no llevar jeans (pantalones o shorts) o sacos de algodón (o hoodies), pero estas prendas se pueden usar en Toronto, así que si las quieren empacar y les caben, adelante.
  5. Les mostré unas bolsitas de malla en las que yo separo mis camisetas, pantalones, medias, sacos, etc pues es un sistema que me funciona a mi. Si hay quienes prefieren empacar por pintas y por días, también funciona muy bien. 

Bueno, y después de esa charla nos comimos unos deliciosos nachos que las señoras de la cocina nos habían preparado. Hicimos una fogata que nos costó prender, pero que finalmente nos mantuvo calienticos y en la que hicimos concurso del marshmallow mejor rostizado. 

Afortunadamente la noche no estuvo tan fría, y aunque en algunas carpas se filtró el agua, la mayoría pudimos dormir gran parte de la noche. A la mañana siguiente empacamos (lo que nos tomó bastante tiempo), y dimos los primeros pasos en este proceso de independencia y autonomía que continuará a lo largo del viaje a Canadá. 

Aquí les compartimos algunas fotos: