Queridas Familias,

Esperamos que todos estén bien de salud, que hayan podido organizarse en esta nueva  forma de vida y, sobre todo, que estén tranquilos, con espacios para encontrarse, para hacerle frente a los conflictos que vayan apareciendo, con espacios para trabajar su mundo interior y para disfrutar de aquellas pequeñas cosas, como la cocina y los juegos en familia, que les ayuden a estar alegres y con buen sentido del humor.

A medida que han ido transcurriendo los días hemos entendido que debemos estar preparados para que esta situación se prolongue más de lo previsto. Es necesario construir planes a largo plazo de manera que, si se llegara a prolongar el aislamiento, sigamos logrando, de la mejor manera posible, los aprendizajes de nuestros estudiantes.

Tenemos claro que lo más importante es su seguridad física y emocional, pero también es imporante y necesario que los estudiantes sigan avanzando en sus aprendizajes académicos. Para ello, sabemos que las habilidades socioemocionales que están fortaleciendo, como la resiliencia, la independencia, la solidaridad, la empatía, la cooperación y la autorregulación, serán una excelente base para que al regreso podamos retomar aquellos objetivos de aprendizaje que no se hayan logrado durante el trabajo a distancia y que son prerrequisito para sus procesos académicos.

Por otro lado, ya estamos trabajando en un plan de contingencia que nos permita estar preparados para cualquiera de los tres escenarios que tenemos por delante. Dos de ellos ya fueron enunciados, de manera muy general, en la circular pasada. El tercero, que ha ido apareciendo con más fuerza a medida que transcurrren los días, será aquel que nos exija seguir trabajando de manera virtual, con o sin intermitencias, durante el próximo semestre.

Este plan de contingencia abarca los siguientes puntos, que les iremos compartiendo a medida que avancen las noticias:

  1. Protocolos de seguridad e higiene que aplicaremos en caso de que volvamos a tener clases presenciales, con o sin intermitencias.
  2. Estrategias para fortalecer la conexión y dar apoyo emocional a los estudiantes pues a medida que pasa el tiempo, los retos van cambiando.
  3. Ajustes en los planes de estudio, que incluyen revisar los objetivos de aprendizaje y las metodologías de enseñanza y evaluación, acordes con los desafíos que corresponden a cada edad y sección del Colegio.
  4. Sistema de apoyo a los padres de familia. Celebramos profundamente el apoyo que ustedes están dando a sus hijos y queremos seguir orientándolos para que puedan acompañarlos sin asumir el rol de los profesores. Éste sigue siendo vital en la planeación de las actividades, en el seguimiento, la orientación y conexión con los estudiantes y en la evaluación de los procesos  de aprendizaje.
  5.  Revisión de la estructura financiera para entender en qué medida el año entrante podemos aliviar algunos de los costos y apoyar a aquellas familias que se han visto afectadas en sus fuentes de ingreso.

Para que este plan funcione, es necesario que sigamos fortaleciéndonos como comunidad, participando activamente en la búsqueda de soluciones cuando encontremos dificultades, estableciendo canales de comunicación directa y asertiva, y sobre todo, confiando en que estamos todos sintonizados en nuestro propósito principal: hacer de este momento tan difícil una gran oportunidad de aprendizaje, crecimiento y transformación de todos los que hacemos parte de esta hermosa familia Tilatá.

María Isabel Casas

Centro de Justicia Social en este momento extraordinario.

En el CEJUS ejercemos la solidaridad de muchas maneras y tras analizar varias alternativas decidimos extender nuestra mano y brindar ayuda a partir de aquellas fortalezas y recursos que tenemos y que podemos poner con generosidad al servicio de los demás. Más allá de aportes económicos, nos interesa compartir experiencias, saberes y herramientas útiles para nuestra comunidad educativa que contribuyan a la educación a distancia de poblaciones menos favorecidas .

En este espacio les contaremos de las actividades con las que estamos aportando a las escuelas públicas municipales y rurales, y a la formación de nuestros estudiantes como agentes de cambio. En Tilatá, seguimos tendiendo los lazos que nos unen al corazón de nuestras familias y sus comunidades.

Si quieres conectarte con esta experiencia, ingresa aquí.

TOMEMOS CAFÉ
TILATÁ COMPRA TILATÁ

Recuerda que si tienes algo que ofrecer a la comunidad, llena el formulario. La idea es hacer una gran vitrina de productos y servicios. ¡Juntos somos más fuertes!

boton formulario google

¡LOGRAMOS EL OBJETIVO!

SERGIO ABISAMBRA, EXALUMNO TILATÁ PRESENTE EN EL MANEJO DEL COVID-19

Te invitamos a leer la nota “El voluntariado no entiende de nacionalidades: la historia de un joven colombiano que desinfecta vehículos en Pamplona”.

Sergio Abisambra, de 23 años y estudiante de Enfermería, apoya las labores de dirección de casi 50 voluntarios de la ONG SAR Navarra que trabajan luchando contra el coronavirus.

El acto de servir al prójimo no depende de la edad, las nacionalidades, las fronteras ni las razas. La emergencia ocasionada por el Covid-19 ha unido a la humanidad en un único propósito: acabar con la enfermedad. No importa el lugar del mundo del que se proceda, ya que todos los países están atravesando la misma pandemia.

Por ello, se ha incrementado el movimiento de voluntarios en todos los países que, por medio de distintas iniciativas, se comprometen con las dificultades que ha generado el distanciamiento social y la enfermedad dentro de la sociedad.

Sergio Abisambra es un ejemplo de la solidaridad que ha permeado la situación actual. Se trata de un joven enfermero de 23 años que se ha sumado a la lista de los miles de voluntarios con los que cuenta Navarra para atajar la emergencia sanitaria. Pero su historia se diferencia por los más de 8.000 kilómetros de distancia que lo separan de sus seres queridos y de su país de origen, Colombia.

El 16 de marzo, aconsejado por Roberto Rubio, director de operaciones de la ONG SAR Navarra, decidió inscribirse como voluntario en esta organización. “Todo comenzó con mucha incertidumbre; fui ese día sin saber exactamente a lo que me enfrentaba”, recuerda Abisambra. “Allí me explicaron que iban a montar la primera línea de descontaminación de España para vehículos de la policía que hubieran tenido contacto con positivos de coronavirus, y que si quería unirme a la labor”, añade.

Lee la nota completa  aquí.

PARTICIPA EN EL CONVERSATORIO DE RED PAPAZ #CONECTADOSPARACUIDARNOS