Voces Tilatá: Discurso de despedida 11°

Camilo Forero, estudiante de 11°, tocó los corazones de toda la comunidad tilateña en la última Izada de Bandera de su promoción. A continuación, les compartimos su discurso y una galería de imágenes del momento:

Buenos días a todos.

Cuando supe que iba a tener la oportunidad de hablar en esta ceremonia no dude en ningún momento si lo iba a hacer o no. Sin embargo si me costo mucho trabajo decidir que iba a decir cuando estuviera aquí parado. Lo único que sabia era que no quería hacer un discurso aburrido, en el que solo repitiera las típicas frases de estos discursos de despedida. Principalmente porque yo como publico de otras ceremonias se que uno termina por no ponerles atención. Pensé en hacer discursos de anécdotas, de agradecimientos o de despedidas pero al final decidí hablar desde mi propia experiencia y decir lo que para mi es el Tilatá y aquello fundamental que me llevo. Sin embargo se que no puedo dar por sentado que no se vayan a aburrir.

En ese sentido, me gustaría comenzar hablando del nombre del colegio. Debo decir con algo de vergüenza, sinceramente, que hasta hace algunos años entendí realmente que quiere decir alegría en el lugar de la labranza, pues en ese entonces me hacia falta la definición de labranza para entender por completo la frase. Sin embargo cuando las supe pude ver esa conexión especial entre el nombre y el colegio. Alegría en el lugar de la labranza; tener esta frase como premisa, muestra la sintonía y el compromiso que tiene el colegio con el contexto de todo un país agrícola, campesino y rural. Además, la relación que tiene la labranza con los conceptos  sembrar, cultivar, cosechar y crecer toma un sentido mucho mas grande, profundo y significativo cuando también está siendo relacionada con  la educación y la formación de personas. Así entonces, el trabajo de la tierra, la agricultura, teniendo además la alegría como vehículo principal, parece ser simplemente una metáfora perfecta para lo que es el Colegio Tilatá.  Para lograr sacar una cosecha no se puede omitir ningún paso, así muchos lo quieran, no se debe acelerar el crecimiento natural de las plantas, se necesita hacer todo bien con la dedicación y la pasión necesaria. No se si es cierto que con amor las plantas crecen mejor pero estoy seguro que con amor las personas si lo hacen.

El paso por el colegio me mostró que nadie piensa igual al otro, que puedo compartir muchos pensamientos y opiniones con los demás pero siempre habrá un tema en el que pensemos distinto. En algunas cosas estaré de acuerdo con uno y en otras con el otro y eso esta bien y es importante. Las cosas que compartimos seguramente nos van a unir, el reto es hacer que esas que no compartimos también lo hagan. No se trata de someter al otro a una idea ni rendirse uno ante la del otro. Si hay otra cosa que el colegio me ha enseñado es a respetar las ideas de los demás, sin embargo también a cuestionarlas y criticarlas por medio del conocimiento con argumentos bien fundamentados como única herramienta.

También aprendí que mas allá de sentirme bien con lo que los demás piensen de mi, de lo que yo piense de los demás o de lo que los demás piensen de los demás, lo importante es sentirme bien con lo que pienso de mi mismo. No se puede estar bien con el exterior si primero no se esta bien con el interior. Es fundamental entonces conocernos, saber que nos gusta,  que nos apasiona y en que somos buenos, buscar el equilibrio y encontrar como poner todo esto al servicio de los demás. Lo único que uno no puede perder es su esencia, siempre hay que trabajar para potencializar eso que nos hace únicos. No nos acomodemos a estándares, a sistemas o a certificaciones internacionales simplemente porque estén de moda. Crezcamos en eso que nos hace únicos en vez de crecer en eso que nos hace iguales. Porque de esa esencia es de la que se va a enamorar la gente y por la que también nos van a recordar.

Fueron catorce años realmente especiales. Me hace muy feliz graduarme del Tilatá. Quiero agradecer desde mi corazón a todos los que hicieron parte de este trayecto. Los recuerdos son infinitos. Especiales gracias a la promoción 2018 y a mi familia.  Los quiero mucho.

Muchas Gracias

2018-06-18T18:46:33+00:00 junio 18, 2018|Generales|